<

Isaías, 48:15

>

Isaías, 48:15

Yo fui quien lo dijo, yo lo llamé, yo lo hice venir, y por donde vaya tendrá éxito.


Yo, yo hablé, y le llamé, y le traje; por tanto será prosperado su camino.


Yo, yo hablé, y le llamé y le traje; por tanto, será prosperado su camino.


Yo, yo hablé, y lo llamé y lo traje; por tanto, será prosperado su camino.


Yo, yo hablé, y lo llamé, y lo traje; por tanto, será prosperado su camino.


Yo yo hablé, y lo llamé, y lo truxe; portanto ſerá prosperado ſu camino.


Yo fui quien lo dijo, yo lo llamé, yo lo hice venir, y por donde vaya tendrá éxito.


Yo fui quien lo dijo, yo lo llamé, yo lo hice venir, y por donde vaya tendrá éxito.


Yo mismo he hablado y lo he llamado, lo he traído y triunfará su misión.


Yo, yo he hablado, en verdad lo he llamado, lo he traído; y su camino prosperará.


Yo mismo lo he dicho, lo he llamado y lo he traído. Su misión se llevará a feliz término.


Yo mismo he hablado y lo he llamado, lo he traído y triunfará su misión.


Pues yo se los estoy diciendo. Yo he llamado a Ciro, yo le he encomendado esto y haré que prospere.


Yo, Yo he hablado, en verdad lo he llamado, Lo he traído; y su camino prosperará.


«Lo he dicho: ¡Llamo a Ciro! Lo enviaré a cumplir este encargo y lo ayudaré para que triunfe.


Solo yo he hablado; solo yo lo he llamado. Lo haré venir y triunfará en su misión.


Yo, Yo mismo hablé y Yo lo llamé. Lo traje y prosperaré su camino.


Yo, yo mismo he hablado; en verdad lo he llamado. Yo lo he traído, y haré prosperar su camino.


Soy yo quien ha hablado; soy yo quien lo llamó y lo hizo venir; por lo tanto, sus acciones serán prosperadas.»


Yo, yo hablé, y le llamé, y le traje; por tanto será prosperado su camino.


Fui yo quien lo dijo; fui yo quien hizo venir a Ciro, y quien siempre le dará la victoria.


Fui yo quien lo dijo; fui yo quien hizo venir a Ciro, y quien siempre le dará la victoria.


El versiculo Isaías, 48:15 de La Biblia consiste en algo que es preciso tomar en todo momento en cuenta para hacer una reflexión acerca de él.Quizás deberíamos hacernos la pregunta ¿Qué intentaba proponernos Dios con el versículo Isaías, 48:15? ¿En qué coyunturas de nuestro día a día podemos aprovechar lo que aprendemos gracias al versículo Isaías, 48:15 de la Santa Biblia?

Hacer un análisis profundo en relación con el versículo Isaías, 48:15 nos es de gran ayuda a ser mejores cristianos y a avanzar en nuestro camino hacia la Gracia de Dios, por esa razón es conveniente apoyarse en el versículo Isaías, 48:15 cuando creamos que necesitemos una luz que nos guíe para saber cómo proceder o para traer la serenidad a nuestros corazones.

Opiniones de nuestros usuarios

Teresa Simon Cruz

En Isaías, 48:15 se nota el amor y la inspiración de Dios en cada palabra y cada silencio. Amén.


Eva Maria Cordero Martos

Este versículo Isaías, 48:15 se lo voy a mandar a mi mamá, pues ella siempre anda diciendo cosas de Diosito y pues en esto se contradice y no es verdad lo que ella dice, y creo yo que la Biblia sabe mas de Diosito que mi mama pues los que la escribieron conocieron a Diosito y mi mama pues si está mayor pero no tanto.


Francisco Menendez Juan

No digas que no comprendes el versículo Isaías, 48:15, tan solo di Amén y verás la luz.


Maria Dolores Blazquez Vargas

Se agradece una web como esta, sin interferencias, en la que encuentras fácilmente el versículo Isaías, 48:15 y puedes meditar tranquilamente sobre él. No quiero que me lo anden explicando, tan solo Dios puede hacerlo.