<

Isaías, 48:17

>

El SEÑOR, su Redentor, el Santo de Israel, dice: Yo soy el SEÑOR Dios de ustedes, que los castiga para su bien y que los guía por la senda que deben seguir.

El versículo Isaías, 48:17 del capítulo 48 que nos presenta la versión 'Nueva Biblia Viva' de La Biblia resulta muy interesante para realizar una lectura reflexiva y tratar de profundizar en la sabiduría de sus palabras. ¿Qué quiso decirnos Dios con el versículo Isaías, 48:17? El capítulo 48 consta de 22 versículos, que pueden ayudar a contextualizar y ofrecer mejores referencias para comprender lo que el Padre quiere decirnos en el versículo Isaías, 48:17.

A pesar de todo, ninguna palabra escrita en la Biblia está de más. Ninguna palabra falta. La palabra del Señor se constata en las Sagradas Escrituras, ya sea en la versión 'Nueva Biblia Viva' o en cualquier otra de las versiones de la Biblia. Por eso, reflexionar sobre el versículo Isaías, 48:17 del capítulo 48 del libro Isaías, nos ayuda a ser mejores cristianos y a acercarnos más a Dios. Es bueno recurrir al versículo Isaías, 48:17 en todas aquellas ocasiones en que nos pueda servir de guía para saber cómo actuar o para traer paz a nuestros corazones.

Opiniones de nuestros usuarios

Matilde Soria Cuesta

Gracias, gracias,gracias Padre. Tu amor infinito se nos muestra en este versículo Isaías, 48:17 y en todas y cada una de las palabras que escribiste en la Biblia para nosotros. Gracias a ellas la salvación de nuestras almas está cerca.


Beatriz Cuenca Palacios

Este versículo Isaías, 48:17 se lo voy a mandar a mi mamá, pues ella siempre anda diciendo cosas de Diosito y pues en esto se contradice y no es verdad lo que ella dice, y creo yo que la Biblia sabe mas de Diosito que mi mama pues los que la escribieron conocieron a Diosito y mi mama pues si está mayor pero no tanto.


Antonio Jose Marquez Barroso

Cada versículo de la Santa Biblia es una joya para el alma, y el versículo Isaías, 48:17 es de mis favoritas.


Juan Antonio Lozano Rodriguez

Gracias Padre por dejarnos tu palabra en el versículo Isaías, 48:17, prometo esforzarme para comprenderla y ser digno de ella.