<

Isaías, 48:18

>

¡Ah, si solo hubieras hecho caso a mis mandatos! Entonces habrías tenido una paz que correría como un río manso y una justicia que pasaría sobre ti como las olas del mar.

El versículo Isaías, 48:18 del capítulo 48 que nos presenta la versión 'Nueva Traducción Viviente' de La Biblia resulta muy interesante para realizar una lectura reflexiva y tratar de profundizar en la sabiduría de sus palabras. ¿Qué quiso decirnos Dios con el versículo Isaías, 48:18? El capítulo 48 consta de 22 versículos, que pueden ayudar a contextualizar y ofrecer mejores referencias para comprender lo que el Padre quiere decirnos en el versículo Isaías, 48:18.

A pesar de todo, ninguna palabra escrita en la Biblia está de más. Ninguna palabra falta. La palabra del Señor se constata en las Sagradas Escrituras, ya sea en la versión 'Nueva Traducción Viviente' o en cualquier otra de las versiones de la Biblia. Por eso, reflexionar sobre el versículo Isaías, 48:18 del capítulo 48 del libro Isaías, nos ayuda a ser mejores cristianos y a acercarnos más a Dios. Es bueno recurrir al versículo Isaías, 48:18 en todas aquellas ocasiones en que nos pueda servir de guía para saber cómo actuar o para traer paz a nuestros corazones.

Opiniones de nuestros usuarios

Adrian Casas Soto

No conocía este versículo de la Biblia. Deberíamos leer más la Biblia para ser mejores personas. Ahora ya me voy a aprender el versículo Isaías, 48:18 de memoria para siempre.


Ruben Casas Flores

Leer el versículo Isaías, 48:18 de la Santa Biblia es un masaje para el alma.


Jonathan Leon Valencia

Se agradece una web como esta, sin interferencias, en la que encuentras fácilmente el versículo Isaías, 48:18 y puedes meditar tranquilamente sobre él. No quiero que me lo anden explicando, tan solo Dios puede hacerlo.


Hugo Navas De La Torre

Siempre que me siento triste vengo aquí y escojo versículos aleatorios porque sé que un ángel guía mi mouse para que Dios me hable. Hoy me ha tocado el versículo Isaías, 48:18. Gracias Señor por tus palabras. Amén.


Jonathan Barroso Lorenzo

Siento que el Señor me ha hablado directamente a mi corazón con este versículo de la Biblia. Pareciera como que sabía que hoy necesitaba leer el versículo Isaías, 48:18 para lograr la inspiración y la calma en mi corazón. Dios siempre cuida de sus hijos y nunca nos abandona. Gracias Señor.