<

Isaías, 48:21

>

No tuvieron sed cuando iban por el desierto; agua de la roca les dio para beber; hendió la roca y brotó agua.

El versículo Isaías, 48:21 del capítulo 48 que nos presenta la versión 'La Palabra versión hispanoamericana' de La Biblia resulta muy interesante para realizar una lectura reflexiva y tratar de profundizar en la sabiduría de sus palabras. ¿Qué quiso decirnos Dios con el versículo Isaías, 48:21? El capítulo 48 consta de 22 versículos, que pueden ayudar a contextualizar y ofrecer mejores referencias para comprender lo que el Padre quiere decirnos en el versículo Isaías, 48:21.

A pesar de todo, ninguna palabra escrita en la Biblia está de más. Ninguna palabra falta. La palabra del Señor se constata en las Sagradas Escrituras, ya sea en la versión 'La Palabra versión hispanoamericana' o en cualquier otra de las versiones de la Biblia. Por eso, reflexionar sobre el versículo Isaías, 48:21 del capítulo 48 del libro Isaías, nos ayuda a ser mejores cristianos y a acercarnos más a Dios. Es bueno recurrir al versículo Isaías, 48:21 en todas aquellas ocasiones en que nos pueda servir de guía para saber cómo actuar o para traer paz a nuestros corazones.

Opiniones de nuestros usuarios

Pilar Santamaria Pereira

No sé si pedir el número del camello que escribió el versículo Isaías, 48:21 o el de lo que están comentando…


Rafael Carrasco Mendoza

No entendí nada de toda esta pendejada. El versículo Isaías, 48:21 no lo entiende nadie, así que los que escriben su opinión aquí, no se hagan, ustedes tampoco lo entendieron.


Maria Jose Montoya Crespo

Diosito nos dejó el versículo Isaías, 48:21 y toda la biblia para que nunca olvidemos que aunque las cosas se pongan feas, Él siempre nos cuida y nos ama. Amén.