<

Isaías, 48:4

>

Porque sé que eres duro, que tu cuello es como un tendón de hierro, y tu frente de bronce.

El versículo Isaías, 48:4 del capítulo 48 que nos presenta la versión 'Reina Valera Actualizada' de La Biblia resulta muy interesante para realizar una lectura reflexiva y tratar de profundizar en la sabiduría de sus palabras. ¿Qué quiso decirnos Dios con el versículo Isaías, 48:4? El capítulo 48 consta de 22 versículos, que pueden ayudar a contextualizar y ofrecer mejores referencias para comprender lo que el Padre quiere decirnos en el versículo Isaías, 48:4.

A pesar de todo, ninguna palabra escrita en la Biblia está de más. Ninguna palabra falta. La palabra del Señor se constata en las Sagradas Escrituras, ya sea en la versión 'Reina Valera Actualizada' o en cualquier otra de las versiones de la Biblia. Por eso, reflexionar sobre el versículo Isaías, 48:4 del capítulo 48 del libro Isaías, nos ayuda a ser mejores cristianos y a acercarnos más a Dios. Es bueno recurrir al versículo Isaías, 48:4 en todas aquellas ocasiones en que nos pueda servir de guía para saber cómo actuar o para traer paz a nuestros corazones.

Opiniones de nuestros usuarios

Rosa Soto Serra

No conocía este versículo de la Biblia. Deberíamos leer más la Biblia para ser mejores personas. Ahora ya me voy a aprender el versículo Isaías, 48:4 de memoria para siempre.


Maria Luisa Rivera Del Rio

Alabada sea la palabra del Señor. Gracias por tus enseñanzas en el versículo Isaías, 48:4.


Pilar Paredes Alonso

Siento que el Señor me ha hablado directamente a mi corazón con este versículo de la Biblia. Pareciera como que sabía que hoy necesitaba leer el versículo Isaías, 48:4 para lograr la inspiración y la calma en mi corazón. Dios siempre cuida de sus hijos y nunca nos abandona. Gracias Señor.


Anna Mesa Vallejo

Si de verdad tienes fe en Dios, esta te guiará a comprender lo que significa el versículo Isaías, 48:4. Amén.